Home » Belleza capilar, cortes y peinados » Consejos para teñirnos el cabello en nuestra casa

No siempre contamos con el tiempo suficiente y necesario para ir a la peluquería y necesitamos resolver algunas cuestiones relacionadas con nuestro cabello en nuestros hogares. Cuando se trata de cambiar el color del pelo o cubrir las canas, no son pocas las mujeres que optan por teñirse el pelo en sus casas. Y, aunque los kits de coloración casera cada vez son más completos, no siempre podemos obtener resultados deseados. Conseguir ese tono que tanto nos gusta no pasa simplemente por la aplicación de una tintura u otra, sino que, además, resultan fundamentales también la fase previa (preparación al color) y la de post-tratamiento.

¿Qué debemos hacer antes de aplicar la tintura?

  • Lavar el cabello como de costumbre y dejarlo que se ensucie por 2 días. Aunque no es lo más cómodo (especialmente para las que tienen el cuero cabelludo graso), esto ayuda a que los aceites naturales del pelo penetren mejor en la fibra capilar.
  • Aplicar vaselina o un producto específico (que se consigue en locales de peluquería) en el contorno de la cara para que la piel que rodea al crecimiento del pelo no se manche. Poner especial atención detrás de las orejas y en la frente.
  • En caso que tengamos canas. Determinar el porcentaje de canas es importante para la elección de la mezcla de colores a aplicar. Los tonos naturales (por ejemplo: 6 – 7 – 8) cubren las canas, mientras los cosméticos son ricos en reflejos (por ejemplo, 6,35). Evaluar la presencia de cabellos blancos y, en ese caso, agregar tonos naturales en dosis equivalentes con el tono fantasía elegido (por ejemplo, 6 + 6,35 en partes iguales).
  • Para no equivocarse en la elección del color, lo mejor es optar siempre por un tono más oscuro. El tono se determina con la carta de color en mano. Podemos realizar un auto-diagnóstico de nuestro cabello que tenga en cuenta: el color natural de tu pelo, el procentaje de canas que tenés, y el color cosmético que se acerca más a tus reflejos de medios a puntas. Los tonos naturales dorados o cenizas son lo únicos colores que cubren canas con seguridad.

Preparación y aplicación del color

  • Preparar la mezcla. El color de oxidación contiene precursores que necesitan una reacción química con el oxígeno para crear las moléculas del color y que, una vez unidos, están listos para penetrar en la estructura capilar. Por eso, es importante aplicar la mezcla de inmediato: una vez fuera del envase y en contacto con el oxígeno, el peróxido de hidrógeno comienza a trabajar y tiene un tiempo limitado, sólo hace efecto dentro de los 40 minutos de preparada la mezcla.
  • Dividir la cabeza en cuatro secciones, como si fuera una cruz, y sujetar cada una con un gancho. Comenzar siempre por la raíz y, lo ideal es aplicar primero el producto donde haya más canas. Es fundamental que nunca se vuelva a colocar tintura en el cabello que ya fue teñido. Entonces, con un pincel, iniciar la aplicación desde la frente o desde la región donde exista una mayor concentración de canas. Aplicar en las raíces, dejar actuar según indique el folleto de instrucciones (suelen ser unos 20 minutos), distribuir, masajear y dejar en reposo nuevamente, por un tiempo de 10 minutos más. Esta es la forma de proceder si lo que necesitamos es un retoque de raíces (porque tenemos canas en zonas muy visibles, o porque el color del cabello teñido es muy distinto a nuestro color natural y buscamos igualar el color de las raíces con los largos). Transcurrido el tiempo recomendado en la caja del producto, aplicar el resto de la mezcla en los largos y puntas del cabello y dejarla actuar durante 10 minutos más. De esta forma, vamos a conseguir refrescar el color de todo el cabello pero sin oscurecerlo por la acumulación de pigmentos.
  • Para cambiar de tono, comenzar también desde las raíces y extender el producto hacia los largos (si tenemos mucho pelo, es probable que necesitemos dos envases) y trabajar el cabello mechón por mechón masajeando con los dedos para que el producto penetre correctamente. Masajear y dejar actuar (unos 30 minutos). Respetar el tiempo que indica el producto que fue elegido y no dejarlo por más tiempo ya que una vez que nuestro cabello toma el color, no vamos a conseguir otro tono por estar más tiempo con él puesto.
  • Cumplido el tiempo de exposición, aplicar un chorro de agua y frotar todo el cabello. Enjuagar abundantemente con agua fría para mantener más tiempo el color y lavar con shampoo hasta que el agua salga limpia. Podemos repetir el procedimiento y luego aplicar un acondicionador nutritivo o una ampolla o máscara que selle las cutículas. Para evitar que el cabello se reseque y mantenga su buena apariencia, mezclár 1 huevo con 30 ml. de cerveza. Peinar el pelo con la mezcla y cubrirlo con un gorro de plástico. Dejar que actúe 15 minutos y enjuagar con abundante agua tibia.

SHARE WITH FRIENDS: