Home » Belleza capilar, cortes y peinados » Consejos imprescindibles para tener el cabello sano

Lo primero a tener en cuenta para lograr que nuestro cabello esté sano, sedoso y con brillo es utilizar el shampoo correcto según nuestro tipo de de cabello. Una persona con cabello graso, por ejemplo, no debe usar el mismo producto que aquella que posee el cabello graso. El shampoo no debe ser exclusivamente desengrasante. No se recomienda el uso de jabones, estos aun cuando sean de buena calidad porque dejan sobre el cabello una película opaca difícil de eliminar.

Para cepillarlo, lo ideal es hacerlo todas las noches, antes de acistarnos y usar un cepillo de cerdas suaves.El mismo cepillo realiza un masaje y si el cabello es sano, esto ya es suficiente. Pero si el cabello esta debilitado es muy bueno realizar un masaje que movilice el cuero cabelludo para aumentar el flujo sanguíneo y la revitalización de la raíz del cabello.El masaje puede realizarse con un producto indicado especialmente para masaje. Dejar el cabello en libertad la mayor parte del tiempo posible evitando el uso de sombreros en forma constante, pañuelos o vinchas, que además impiden la libre circulación sanguínea en el cuero cabelludo.

También se debe evitar el uso de ruleros en forma muy ajustada y los peinados que mantienen el pelo muy tirante durante largos periodos de tiempo. Las permanentes y los planchados también son muy dañinos para el pelo y, en cabellos debilitados provoca el corte del mismo y su caída.

consejos imprescindibles para tener un cabello sano

Frotar el cabello con fuerza y extrema energía al lavarlo no le hace ningún bien. Lo mejor es masajearlo suavemente con la yema de los dedos todo el cuero cabelludo para eliminar grasa, sudor y suciedad. Todos los tipos de pelo necesitan un acondicionador y un tratamiento hidratante semanal. Lo mejor es utilizar el acondicionador mientras nos duchamos e ir desenredando el cabello con un peine de cerdas anchas o directamente con los dedos.

El enjuague es clave para otorgar brillo y lo mejor es usar agua fría pero hay que tener precaución porque los cambios bruscos en la temperatura del agua no son buenos para el cuero cabelludo, asique lo mejor es mantener una misma temperatura para todo el proceso de lavado y dar un ultimo “toque” con la temperatura algo más baja. para secarlo, lo mejor es evitar frotar el cabello y simplemente envolverlo con una toalla para que así absorba el exceso de humedad. En lo que concierne al corte, en caso de no ir a la peluquería, lo mejor es que nos cortemos las puntas cada 2 meses para así evitar que se abran y hacer que el cabello crezca con mayor vigor. Para otorgarle brillo, se pueden utilizar dos clásicas máscaras capilares naturales: lavar el cabello, eliminar el exceso de agua, aplicar leche condensada, dejar actuar 10 minutos, enjuagar. Otra opción: utilizar aceite de germen de trigo, dejarlo durante la noche y a la mañana siguiente llavar el cabello aplicando un chorrito de vinagre de manzana.

Hay que desconfiar del marketing y las promesas de muchas marcas que “garantizan” resultados milagrosos. El cabello crece cerca de 1 cm por mes. Sí está comprobado que la Vitamina A, el beta caroteno y los complejos con Vitamina B que contengan acido pantoténico (B5) y la vitamina C, colaboran para mantener un cabello saludable.

SHARE WITH FRIENDS: