Home » Moda » Cómo vestirse para ir a trabajar

Nuestra imagen afecta directamente en nuestra credibilidad. Especialmente en primeras impresiones, con personas que no conocemos. En una primera impresión, durante unos segundos escaneamos al otro, por eso tenemos que transmitir una imagen de manera estratégica. Tengo que transmitir lo que quiero lograr, siendo coherente con lo que tengo para ofrecer.

Ya sea que tengas un trabajo administrativo, de oficina, de atención al público, uno bien formal, o uno más descontracturado, siempre tenemos dudas con respecto a la forma correcta para vestirnos. ¿Qué prendas básicas son las que no nos pueden faltar ? ¿Qué colores son los ideales para cada ocasión?

Businesswoman writing on document after meeting

Los trabajos más “formales” (por describirlos de alguna manera) podrían ser aquellos bien corporativos o que tienen que ver más con el área de negocios, las finanzas, el derecho y otras áreas como seguridad o salud. Para estos trabajos hay que elegir colores muy puros, limpios, evitando cosas muy arriesgadas, los tonos azulados, el negro, los grises, los beiges, son ideales. A mayor autoridad del puesto, más importantes son las prendas estructuradas, como los blazers. Además, es fundamental invertir en géneros buenos, como las sedas, tener las prendas bien planchadas y súper limpias. Cuando se trabaja con uniforme, es importante entender que la empresa necesita justamente una uniformidad en la imagen del personal. Por eso es importante respetar los uniformes y además tener el pelo limpio y prolijo, un make up muy suave y natural (tener la piel y las manos en buenas condiciones) y nada de bijou grande o muy llamativa.

como vestirse para ir a trabajar_2

Los trabajos más “informales”, como las profesiones de diseño, arquitectura, RR.PP. pueden tener más licencias a la hora de vestir. Siempre igual hay que tener en cuenta el tipo de clientes que se tiene ya que existen algunas reuniones más formales que otras. En los trabajos creativos, está bueno que el estilo personal refleje un poco la identidad del diseñador o la marca que representa. Al igual que en los trabajos formales, los colores en tonos azules, verdes o violetas (los menos estridentes), por lo general van a transmitir más confianza y seguridad. A los más llamativos los podemos ir incluyendo en pequeñas dosis, en detalles o accesorios, según el tipo de compromiso que tengamos que enfrentar ese día. Pero también se puede sorprender en ocasiones con colores más fuertes y llamativos.

Los accesorios nos iluminan, nos dan fortaleza (especialmente los que son metálicos) y realzan el atuendo. Incluso pueden hacer que se vea más caro o mejor lo que tenemos puesto. Los zapatos y carteras siempre tienen que estar impecables. En cuanto a bijou, lo mejor son pocos elementos pero buenos y de diseño simple, tratando de no recargar demasiado.

cómo vestirse para ir a trabajar_3

Es importante tener: blazers en colores básicos, bajotrajes o buenas blusas o camisas, pantalones, faldas (ideales tipo lápiz, si el cuerpo lo permite, ya que son femeninas pero serias) y vestidos que sean más bien estructurados y de colores plenos.

Para quienes suelen viajar por trabajo, es fundamental conocer de antemano cuál va a ser la agenda del viaje y armar la valija teniéndola en cuenta. Siempre hay que llevar un par de extras por las dudas, pero lo básico es llevar prendas que sean combinables entre sí o bastante neutras, para poder repetirlas y que no se note. También es clave llevar un conjunto, por si se atrasa un avión o surge un inconveniente inesperado, que no necesite plancha, para poder ponérnoslo rápido y saber que estamos perfectas. Además hay que llevar algunas prendas y accesorios un poco más nocturnos o de cóctel, ya que en los viajes laborales se suelen dar esas situaciones.

cómo vestirse para ir a trabajar_5

SHARE WITH FRIENDS: