Home » Belleza y Salud » ¿Cómo son las clases de Soul Motion?

Soul-Motion

El soul motion es un proceso que involucra la poesía y la mística, basándose en tres pilares que te sostienen, no solo en la danza, sino en la vida:

La pausa-presencia: tiene que ver con tomarte un momento en el camino del no saber. Para bancarte esa incertidumbre, hacés una pausa, estás presente, registrás, volvés a tus pies, a tu respiración, a la conciencia de que no estás sola en este mundo y de que toda la información la recibís sensorialmente.

Ecoinspiración: se trata de tomar conciencia de que sos fuente de inspiración para otros y, a la vez, te inspirás en otros. Estamos todo el tiempo emitiendo y registrando señales. Es un mecanismo para estar con otro, incorporándolo, elaborando y devolviendo algo de lo que nos da.

Orientación orbital: significa percibir horizontalmente. Comprender que no sos una unidad aislada, sino parte de un circuito interrelacionado del que forman parte tus compañeros de baile, como también tu familia y hasta tus ancestros. Todo lo que tenés delante, pero también detrás.

El Soul Motion  empodera, energiza, conecta, y ayuda a mantener el propio canal energético abierto, de modo receptivo pero también transmisor. Divierte, relaja, sana y libera de la culpa, la vergüenza y la rigidez. Asimismo, te ayuda a observar en actitud de plena presencia, estando «aquí y ahora» con lo que es. Te permite pasar de un estado de conciencia ordinario a uno de conciencia ampliada. No hace falta saber bailar ya que, en este tipo de disciplinas, se considera que todos sabemos hacerlo. Lo hicimos desde la infancia. La humanidad danza desde siempre. Es probable que si resonás con la música tu danza fluya mejor, pero lo más importante es que te acerques con curiosidad y cierta actitud de búsqueda interna. .

Las clases

Cada encuentro dura 2 hs. y consta de 4 «paisajes», que podrían pensarse como las diferentes formas que tiene el alma para conocerse. Estos cuatro paisajes, en su conjunto, conforman un viaje u «odisea personal». Tu maestro o «facilitador» se ocupará de acompañarte a través de ellos con la mayor apertura posible, desde la observación, la escucha y la percepción, atento a tu respiración y a tu conexión con el aquí y ahora, esencial para que te vayas a casa satisfecha.

Primer paisaje / Danza íntima. Tiene que ver con «llegar»; es una entrada a tu cuerpo y al momento presente. La idea es bajar de la «torre de control» -la mente- a tu centro somático. Requiere sentarse o recostarse en la calma y, cada vez que un pensamiento interfiere -con ayuda de la respiración-, intentar volver a tu centro. La idea es comprender no solo desde la mente, sino desde lo orgánico.

Segundo paisaje / Danza comunión. Si todo viaje parte de uno mismo, se une necesariamente a un otro. Aquí se activa la ecoinspiración de la que te hablábamos antes. Tiene que ver con inspirar y dejarse inspirar. Dialogar con el otro a través de la danza, estando atenta y siendo lo más permeable posible al otro. Esta aproximación dinamiza, alegra, te pone en contacto con lo que no tenés. Se trata de estar con otro, pero, al mismo tiempo, consciente del lugar que estás ocupando vos misma.

Tercer paisaje / Danza comunitaria. El soul motion es impensable en solitario. Este tercer paso se relaciona con la conciencia orbital: verte constituyendo una totalidad que, a la vez, te constituye. En este paisaje es importante captar el espacio entre unos y otros para entender que allí nos movemos y que no necesitamos estar todos juntos y «pegoteados» para ser una comunidad.

Cuarto paisaje / Danza infinita. Es el último paisaje y el más complejo. Es la forma de conexión más pura y esencial con la fuerza o poder superior. Es el momento en el cual te toca dialogar con el misterio. Finalmente, en este momento, el alma regresa a la comunidad y a la cotidianeidad enriquecida y más sabia. Implica que lleves la danza hacia fuera, asumiendo tu «actitud baile» no solo para la pista, sino para tu vida.

La artista y bailarina Carmen Tarifa Reischle, oriunda de la ciudad de Hamburgo, es la embajadora del soul motion en Argentina. Formada durante años con Vinn Arjuna Martí -el creador de esta disciplina-, es maestra certificada en esta práctica. Bajo el concepto de que la danza es un servicio, ofrece clases ATP en San Fernando y en Capital que te ayudan a respirar, relajarte, concientizar y conectarte con vos misma y con tu entorno.

Más info: www.soulmotion.com

SHARE WITH FRIENDS: