Home » Relaciones » Cómo saber si estás envuelta en una relación tóxica

Existen pautas para descubrir si estás siendo manipulada y consejos para salir adelante y soltar vínculos que están frenando tu potencial.

En el amor, como en la vida, ciertas personas nos activan aspectos internos que nos hacen sentir bien. Por el contrario, otras nos producen esa incómoda y particular tensión, inseguridad y pérdida de confianza en nosotras mismas. No siempre las circunstancias nos permiten elegir, en muchos ámbitos de la vida debemos transitar por contextos hostiles. Pero, en el amor, con quiénes preferimos estar es un derecho.

No pierdas tu eje

¿Te atrae tanto que te hace sentir insegura? ¿Te activa la intranquilidad y el temor al abandono? Muchas veces el exceso de atracción e idealización nos invade de emociones opuestas y contradictorias: alto enamoramiento, deseo y angustia, inseguridad y tensión. Atender a tu intuición y escuchar tus alarmas internas te permitirá reconocer los posibles intentos de manipulación a los que podrías estar sometida. Negar, naturalizar o intentar normalizar tus emociones negativas sólo prolongará el sufrimiento.

Pautas que son claves:

  1. Es ambiguo, te quedás descifrando largo rato qué habrá querido decir. Te sentís confundida con respecto a la relación, no sabes a qué atenerte, la incertidumbre es permanente.
  2. Te desconciertan aquellas ocasiones en las que te ofrece atención y amor; te hacen sentir culpable.
  3. No te escucha, sólo le divierte hablar de él, aunque te sentís enojada y frustrada, no te permitís expresar tus sentimientos.
  4. Está poco disponible, y eso te vuelve cada vez más obsesiva, pensás casi todo el tiempo en tu relación.
  5. Estás dando más de lo que recibís, sin embargo, tu percepción es que hagas lo que hagas todo está mal.
  6. Te sentís disminuida, inadecuada, empezás a sentir que no te mereces nada, que no sos digna de ese amor.

¿Es sencillo darse cuenta cunado estamos en una relación tóxica?

Con frecuencia, personas que provienen de familias con vínculos afectivos conflictivos e inestables tienden a encontrar aburridas o poco interesantes las relaciones de pareja más tranquilas y saludables. Cuando encuentres una pareja que sea emocionalmente generosa, dale a la relación una oportunidad de funcionar. Incluso si te parece poco excitante. Puede ser que te acostumbres a la extraña sensación de satisfacer tus necesidades emocionales.

Intentar tomar distancia o cortar la relación en este tipo de parejas, suele ser difícil y hasta desesperante: suelen hacer que no escuchan, insisten en contactarte a toda costa, descalifican el planteo o explotan de ira, no aceptan un “no” como respuesta o manipulan con súbitos gestos de cariño y ternura. Esto se da por el hecho de que tenés una autoestima por debajo del mínimo, como resultado de una relación nociva que ya ha durado lo suficiente para que notes terribles daños psicológicos y emocionales sobre vos.

Contacto cero es cortar, clausurar y cerrar toda vía de comunicación. Es esencial volver a conectar con las personas que formaban parte de tu vida y reforzar el vínculo con familiares y amigos verdaderos. Buscar apoyo, ayuda y con el tiempo reconocer la experiencia como una ocasión de mucho aprendizaje que dejó un saldo de autoconocimiento y fortaleza.

SHARE WITH FRIENDS: