Home » Belleza y Salud » Como rejuvenecer sin llegar al bisturí

El ultraconocido BOTOX (nombre comercial que se le da a la toxina botulínica) y los RELLENOS DE ÁCIDO HIALURÓNICO son las alternativas más que nocidas en la acualidad para evitar tener que entrar a un quirófano y recurrir al bisturí. ¿Para qué sirve cada uno de ellos? ¿ Cúal elegir según nuestro caso en particular?

Botox:  Su especialidad es hacer desaparecer las arrugas que aparecen al gesticular, por medio de microinyecciones indoloras, con el fin de relajarlo de manera temporal. Es muy eficaz, sobre todo en el entrecejo, la frente y las arrugas de alrededor de los ojos. Su efecto suele durar entre 6 y 8 meses, pero varía según la dosis administrada, el tamaño y la fortaleza del músculo tratado. Si bien no genera anticuerpos y eso garantiza su eficacia, como todo procedimiento médico, no está exento de riesgo y debe ser aplicado por profesionales con experiencia, habilidad y con los conocimientos necesarios.

Relleno de Ácido hialurónico:  este relleno facial tiene como objetivo aumentar el volumen de zonas específicas (labios, pómulos, mentón, etc.) o rellenar arrugas profundas. También es ideal para revitalizar la piel, corregir arrugas estáticas o definir contornos y, a diferencia del botox, su aplicación puede ser absorbible o permanente; es decir, según el producto que se elija puede desaparecen de forma natural sin dejar restos o no. Elegir a alguien no capacitado para la tarea puede salir muy caro. Porque el peligro es pasarse de la raya con la cantidad o usar productos de mala calidad. Los especialistas coinciden en que, en estos casos, las complicaciones más frecuentes son las asimetrías, el uso abusivo del producto o su migración si se trata de rellenos permanentes (pómulos que parecen pelotas de golf, labios que han perdido su forma original o mejillas infladas como globos). Hoy en día, existe una amplia gama de rellenos en el mercado que varían según su fabricación, fórmula y concentración. El ácido hialurónico ofrece un gran espectro de densidades y características para las distintas capas de tejido a tratar. Los de mayor densidad se utilizan para reponer volumen, se pueden colocar a mayor profundidad y duran entre 18 a 24 meses. Para tratar zonas como el surco lagrimal, en cambio, se utilizan ácidos hialurónicos de menor densidad que permanecen entre 8 y 12 meses. El mismo producto puede usarse en los labios, aunque su duración será menor al ser una zona muy dinámica y elástica.

Lo más nuevo en estética

ENERJET:  es una plataforma que trabaja mediante la aplicación de diferentes productos activos -entre ellos ácido hialurónico-, a través de un jet de alta presión de aire. Lo novedoso del sistema es que combina dos alternativas de la estética en un mismo procedimiento: los inyectables, a través de principios activos que actualmente solo se aplican con agujas, y las tecnologías de radiofrecuencia y láser que actúan sobre la estructura de colágeno de la piel. Los principios activos penetran directamente en la dermis, sin dejar marcas en la piel. A diferencia del uso de agujas, se logra en cada aplicación una expansión volumétrica del componente aplicado mientras que con la aguja el componente solo se distribuye en la zona del punto de entrada.

ART FILLER de FILORGA:  son geles de ácido hialurónico que corrigen arrugas finas sin excesos y al mismo tiempo respetan las expresiones que dan singularidad al rostro. Cuentan con tecnología tri-hial –una combinación estructural de tres tipos de ácidos hilaurónico con propiedades para dar volumen, elasticidad y suavizar–, y se presentan en cuatro tipos: un relleno muy fluido para la corrección de arrugas superficiales; un relleno más abundante para las arrugas profundas; un relleno voluminizador intenso para reestructurar los pómulos y el contorno facial; y un relleno especial específico para labios.

SHARE WITH FRIENDS: