Home » Make-Up » Cómo maquillarse los ojos con estilo smokey

La técnica de maquillaje de ojos es todo un mundo con muchísimas variaciones. Si buscamos crear un look de “ojos difumados o ahumados” (smokey en inglés), es importante tomar en cuenta la forma de nuestros ojos para así sacar el máximo provecho a nuestros ojos y que luzcan lindos. Además, con este tipo de sombreado podemos brindar una buena intensidad a la mirada y una acentuación que permite un contraste adecuado sin desmedirse a lo artificial. Los ojos lucirán más grandes y serán el énfasis del rostro.

Usualmente, este tipo de sombras se aplican en looks de noche y complementandose con labiales y rubores de gamas de colores muy naturales y sobrios, para no quitar de esta manera significancia y misterio al acento de los ojos.

¿Qué necesitamos para crear este look?

  • Prebase para ojos
  • Sombra negra en crema
  • La misma sombra pero en mate
  • Sombra marrón mate
  • Delineador líquido o tipo “kejel” negro
  • Brocha o pincel para polvo
  • Brocha o pincel para difuminar

Pasos a seguir

  1. Con mucho cuidado de no pellizcar los párpados, arquear bien las pestañas.
  2. Aplicar cuidadosamente la prebase en los párpados.
  3. Crear una base en toda la almendra del ojo con la sombra negra en crema (también puede ser en crayón) y con un pincel o brocha difuminar suavemente sin llevarlo hasta la ceja.
  4. Trazar una línea suave hacia la punta de la ceja para rasgar el ojo con el mimo pincel que usamos en el paso anterior.
  5. Aplicar la sombra mate negra con leves golpecitos sobre el párpado para que el color se concentre en la almendra. Luego de esto, volver a difuminar con la ayuda de movimientos circulares.
  6. Donde termina el color negro y empieza el tono de nuestra piel, aplicar la sombra color marrón para lograr el difuminado perfecto.
  7. Delinear el borde inferior y superior de los ojos con delineador líquido negro.
  8. Dibujar una línea medianamente gruesa con la sombra negra al ras de las pestañas inferiores para conseguir el enmarque del ojo.
  9. De manera suave, aplicar un poco de sombra marrón debajo de la última línea negra.
  10. Una vez finalizado estos pasos, aplicar máscara para pestañas para completar el look.

Cómo maquillarse los ojos con estilo smokey según la forma de los ojos

Ojos muy juntos: Si tenemos los ojos están muy juntos, lo que debemos intentar es dar la ilusión de que están más distantes uno del otro. Cuando hagamos el efecto ahumado, hay que usar colores claros en la parte interna del párpado y reservar los oscuros para la zona externa. Probar dividiendo el párpado en tercios y formando una especie de degradée hacia el exterior.

Ojos muy separados: si tenemos los ojos de esta forma, para que parezcan más juntos debemos difuminar las sombras oscureciendo los tonos hacia adentro. Aplicar el tono más claro en el hueso de la ceja, uno más oscuro desde la esquina más externa del párpado hacia el interior y continuar de este modo.

Ojos de un solo párpado: Si nuestros párpados son más bien lisos y no tenemos arruga que los divida, no tenemos que desilusionarnos y evitar llevar los ojos ahumados porque esto es posible. Lo que tenemos que lograr es una sensación de profundidad. Esto se hace aplicando de forma gradual varios tonos de sombras de claros a oscuros. Cerca de la línea de pestañas debemos aplicar un tono negro o marrón oscuro. Por encima de esa línea, aplicar un tono medio e ir y difuminándolo y combinándolo con el anterior. En la parte superior, aplicar la sombra más clara, y también combinarla con las anteriores.

Ojos de párpados caídos: Si tenemos una capa extra de piel que cae por encima de los párpados superiores y prácticamente los cubre, haciendo que parezcan un poco cerrados, existe un truco perfecto. Lo que no debemos hacer es colocar sombra negra o muy oscuro por todo el párpado, ya que esto generaría un efecto de que se vea más pesado y caído. Hay que probar maquillarlos con una sombra de tono medio, hacerlo de forma difuminada, desde el exterior del párpado hacia adentro. Con una sombra más oscura, remarcar sólo la zona donde debería estar el pliegue del párpado, para dar el efecto de profundidad. Con la primera sombra, maquillar y difuminar una línea delgada por la línea inferior de pestañas. Con un tono iluminador, resaltar la esquina interior de la línea inferior de pestañas y aplicar otro poco en el hueso que está debajo de la ceja. Con esta técnica, los ojos parecerán mucho más abiertos.

SHARE WITH FRIENDS: