Home » Belleza y Salud » Cómo mantener el rostro hidratado frente a la exposición solar

Debemos cuidar toda nuestra piel, haciendo énfasis en la del rostro por estar más expuesta a los agentes atmosféricos. Hay variedad de opciones para lograr este objetivo y una clave importante para su cuidado es mantener tu rostro hidratado.

Durante el verano, los rayos del sol son más fuertes y agresivos con nuestra piel y la dañan casi sin darnos cuenta. Para disfrutar de la vida al aire libre sin remordimientos, protejamos nuestra piel preventivamente. Durante la época de verano, estamos más expuestos al sol. Es en estos días cuando debemos aumentar nuestra protección para evitar el maltrato y deterioro de nuestra piel.

Usar bloqueador solar

Aplica protector solar 30 minutos antes de salir, para mantener la piel protegida de los rayos solares. El bloqueador solar ayudará a hidratar la piel y favorecerá la producción de melanina. El uso del factor de protección solar varía dependiendo de la época del año. En los días en los cuales el sol es menos intenso debemos aplicarnos un FPS de entre 15 y 30, y en la época en que los rayos solares están más perpendiculares, debemos aplicar FPS 50.

Hidratarse de la manera correcta

Debemos beber agua aunque no sintamos sed, porque el agua es el motor del cuerpo. En esta época de mucho calor, la piel se deshidrata con facilidad y nuestro rostro lo refleja de inmediato. Llevar una botellita de agua a diario ayudará a recordar que nuestro cuerpo necesita hidratarse. Beber constantemente, porque el calor demanda mayor consumo de agua.

Cuidar la alimentación

Mantener una alimentación balanceada y aumentar el consumo de verduras y frutas durante estos días ayudará a mantener tu rostro hidratado desde dentro. Frutas como el melón, la sandía, naranjas y mandarinas proporcionan gran cantidad de líquido y contribuyen a la hidratación de tu piel. Consumirestos alimentos diariamente y tendremos un cuerpo sano.

Usar accesorios para protegernos

Evitar exponerse al sol entre las once de la mañana y las dos de la tarde. Entre esas horas los rayos del sol son muy fuertes. El uso de sombreros, gorras, gafas y sombrillas es lo más recomendable para resguardarse bajo sombra. Hay variedad de colores y modelos que podemos combinar. Proteger la cara con estos accesorios y así evitaremos la deshidratación en la piel.

Usar loción hidratante

Una buena loción hidratante es una excelente opción para proteger el rostro. El aire caliente en esos días soleados tiende a resecar nuestra piel, dándole un aspecto escamoso y agrietado. Debemos recordar usar cremas hidratantes tanto de día como de noche, ya que esto ayuda a conservar los aceites esenciales de la piel dándole un aspecto lozano y rejuvenecido. El área de los ojos es la piel más delicada y debe usarse una crema específica para ella. También, es importante exfoliar el rostro para eliminar la células muertas y contribuir a la regeneración de la piel. Esto permite el mayor provecho de los productos que aplicamos para mantenernos saludables y lucir radiante.

Proteger los labios

La piel de los labios es muy delicada. Hay que aplicar  la tradicional manteca o crema de cacao cuando vayamos a exponernos al sol. Cuidarlos para que siempre tengan una textura suave. Además de estas recomendaciones para el cuidado de la piel del rostro mientras estamos expuestos al sol, se debe realizar una adecuada limpieza del cuerpo. Al regresar a casa debemos retirar los productos que nos aplicamos para protegernos del sol con el uso de un jabón suave especial para el cutis.

SHARE WITH FRIENDS: