Home » Actualidad » Cómo lograr pasar unas verdaderas “felices” fiestas

Muchas son las personas que desean que la época de las Fiestas pase rápido. Es un tiempo en el que afloran la sensibilidad y las emociones. Hay tristeza por lo que falta, por lo que no se pudo lograr, por los que ya no están y cuando esa angustia se prolonga, puede surgir la depresión. Tengamos en cuenta que no es lo mismo tristeza que depresión. La tristeza es un sentimiento normal que no debe ser medicado. En cambio, la depresión es una enfermedad.

como pasar unas felices fiestas copy

Cuando se acerca fin de año, varios factores provocan desánimo:

  • Mirar hacia atrás: hubo un tiempo en el que compartíamos estas fechas acompañados de familiares que ya no están.
  • Pensar en los balances de fin de año: tal vez nos planteamos algunas metas que no alcanzamos. Hacer una evaluación negativa puede causar frustración.
  • Las compañías: decidir con quién pasar las Fiestas genera mucho estrés en las familias. Si estamos pasando por un momento de bajón, evitemos la compañía de gente que nos “tira para abajo” y tampoco nos sintamos obligados a celebrar si no lo deseamos.
  • La ausencia de seres queridos: es sano hacer un duelo y no seguir como si no pasara nada. Hay que permitirse llorar y ser vulnerables.
  • Problemas de salud: cuando el cuerpo o las emociones duelen por uno mismo o por un ser querido, la idea de festejar desaparece.
  • Caer en excesos: muchas veces los festejos terminan en hechos trágicos, como peleas entre extraños, conflictos dentro de la familia, accidentes de tránsito o con pirotecnia, serios malestares estomacales. Recordemos que vivir en equilibrio nos hace bien. Pensá en cómo te vas a sentir al día siguiente de permitirte un exceso de comida, bebida o hasta de drogas. Planificá no extralimitarte, porque vos sabés muy bien cuáles son las repercusiones de aquello que hagas. Cuando hay tristeza, muchas veces tapamos este estado de ánimo con estas acciones desmedidas. Seamos conscientes de lo que elegimos para nuestra vida y sepamos que estamos siendo espejo de los demás, especialmente de los niños.

Para lograr que transcurra la época de las fiestas en armonía y paz, hay que tratar de:

  • Decidir, con amor, dónde pasar las Fiestas. En qué lugar y con quiénes. Evitar el aislamiento y encontrarnos con gente elevada, optimista, luminosa, alegre y simple
  • Realizar ejercicio físico es un antidepresivo natural muy potente. Eleva y tiende a normalizar los neurotransmisores
  • Comer sano y pequeñas cantidades
  • No hacer grandes evaluaciones. Si el año no fue positivo, no vale la pena hacer hincapié en lo que no se pudo lograr. Ya de por sí, es un milagro estar vivos aquí y ahora. Hay que permitirse los errores, darse nuevas oportunidades para crecer y aprender
  • No caer en pensamientos negativos
  • Generar profunda gratitud por lo que hemos conseguido
  • Pedir ayuda a un profesional para superar situaciones difíciles
  • Aceptación: las cosas no siempre van a salir como queremos

como pasar unas felices fiestas_2 copy

El cambio comienza cada vez que despertamos. En esta época del año nos hacemos preguntas que en la vorágine del año no nos cuestionamos. Recordemos que cada final representa la idea de la propia finitud, de lo que termina y cuando llega el fin de cada año tomamos conciencia, aunque sea por un momento, de lo efímero de la existencia. Es importante disfrutar de lo que tenemos. Enfocarnos en la familia y los amigos. Ser menos críticos por lo que se hizo o no se hizo. Disfrutar también implica cerrar nuestros duelos. No es necesario olvidar a las personas que estuvieron con nosotros, pero no debemos sepultarnos mientras vivimos.

No se trata de obligarnos a ser felices si no lo estamos. Además, a las personas felices también les pasan cosas; la diferencia es cómo las enfrentan. Valoremos lo que tenemos aquí y ahora. ¿Tus hijos están sanos? ¿Tenés para comer esta Navidad? ¿No te falta el trabajo? Enfocarse en esos aspectos de la vida.

SHARE WITH FRIENDS: