Home » Belleza y Salud » Cómo hacer para disimular las ojeras

Mirada cansada, párpados oscuros… ¡las benditas ojeras! Para todas es un tema de cada mañana intentar disimular las bolsas y el color más oscuro alrededor de los ojos, pero aunque pongamos todo nuestro empeño, es muy fácil equivocarse y terminar empeorando el asunto. A pesar de ello, también puede ser fácil (y bastante mecánico) resolverlo en pocos pasos y realmente poder taparlas.

En primer lugar, es básico dejar en claro cuál es la función real del corrector de ojeras. Muchas creen que tiene que “iluminar” la mirada y por eso adquieren productos que son de un tono más claro que su color de piel, pero la verdadera misión del corrector, tal como su nombre lo indica, es sólo corregir. Para que esto se cumpla, es importantísimo que sea del mismo color de nuestra piel, o lo más exacto posible. Para iluminar la mirada, primero se usa el corrector y, luego, el iluminador, que es otro producto bien diferente.

Los colores claros lo único que hacen es realzar las bolsas o hinchazón, además de dejar aureolas blancas alrededor de los ojos. Hay que olvidarse del tema : ojeras verdes = corrector naranja , ojeras azuladas = corrector amarillo. No sirve. El corrector debe ser del tono de nuestra piel y sólo debe poseer buena cobertura, para cubrirlas bien.

como hacer para disimular las ojeras

Es clave tener el cuenta qué clase de ojeras tenemos, ya que de eso depende cómo vamos a cubrirlas:

Ojeras fuertes

Son de esas que, a pesar de que hayamos pasado un mes en el Caribe, la gente nos sigue preguntando si estamos cansadas … Este tipo de ojeras son mucho más oscuras que nuestro color de piel y siempre están presentes, pase lo que pase, como si hubiéramos nacido con ellas. Para combatirlas es necesario comprar un corrector muy bueno y “poderoso” y, si hace falta, luego de aplicarlo, sumar una capa de polvo volátil para fijar, y luego una segunda capa de corrector. Hay que concetrarse en la zona de mayor color, peor también bajar por los costados de la nariz y el bozo, de esta forma, se funde mejor. Como productos, se recomiendan:

  • Double Wear de Estée Lauder
  • Rose Loose Powder de Dior
  • Match perfection de Rimmel

Ojeras cambiantes

Este tipo de ojeras son camaleónicas (cambian de color según la ocasión). Se reconocen porque son moderadas cuando nos despertamos por la mañana y a medida que pasa el día se van poniendo un poco más oscuras. Para combatirlas hay que utilizar esos correctores que no dejan nada la vista y tenerlo siempre a mano, en nuestra cartera o bolso para poder retocarnos en el transcurso del día o cuando sea necesario. Como productos contamos con:

  • Diorskin Nude de Dior
  • Photoready de Revlon

Ojeras hinchadas

Son las llamadas “esponjosas o bolsas” y las que más potencian una mirada cansada. Se reconocen fácilmente porque tenemos una especie de bolsa debajo del ojo. Pueden darse por cansancio, retención de líquidos, al estar embarazadas o simplemente, por genética. Se las combate con un corrector que sea del color exacto a nuestra piel o apenas algo más oscuro, nunca más claro porque las resalta aún más. Además, es conveniente hacer foco directamente en los ojos, resaltándolos con mucha máscara de pestañas para que parezcan más abiertos. Como productos aconsejables están:

  • Touche Eclat de YSL
  • Effacernes Longue Tenue de Lancome

Ojeras insistentes

Son esas que vuelven constantemente debido a que, por la forma de nuestros ojos, se nos corre la máscara de pestañas. Por la forma del ojo, el largo de las pestañas, el tipo de piel y otros factores, se nos fotocopia la máscara de pestañas y se imprime directamente e la ojera, que se va oscureciendo cada vez más. Para terminar con ellas hay que colocarse polvo volátil como capa final por encima del corrector. De esta manera, aislamos la máscara del corrector y evitamos que se nos “imprima”. Los productos recomendados son:

  • Corrector con polvo incluído de Bobby Brown
  • Blended Face Powder de Clinique
  • Mister Light de Givenchy

como hacer para disimular ojeras

Aplicación paso por paso

  1.  Retirar bien el maquillaje: primero hay que eliminar todo resto de make-up de la cara, sobre todo, la máscara de pestañas y el delineador. Es típico que siempre nos quede un poquito del día anterior y esto hace que el corrector tome un color más oscuro y grisáceo, en lugar de cubrir como corresponde.
  2. Aplicar con los dedos: hay que aplicarlo en varias zonas para que el resultado quede natural. Primero en el lagrimal, bien cerca de la nariz (ahí es donde tenemos la zona más crítica y oscura). Cubrir presionando con los dedos para que el corrector se funda con la piel y quede con un acabado súper suave. Luego, seguir por las ojeras, al costado de la nariz, en el bozo, comisura de labios y en la pera.
  3. Retocar: no basta con aplicarlos bien y sumar polvo para fijarlo. El corrector tiene que ser retocado durante el día, sobre todo si salimos temprano y regresamos tarde a nuestras casas. No hay corrector que sea eterno, o que dure 24 hs. Tampoco existen esos que nunca se meten dentro de los pliegues de la misma piel. Por eso, es importante el retoque. Si tenemos los ojos maquillados, para poder retocar primero hay que lavarse bien las manos y, con los dedos limpios, retirar parte del corrector que tenemos puesto realizando suaves caricias para así eliminar el exceso del producto. Luego, volver a colocar el corrector en la zona de mayor concentración de oscuridad de la ojera presionando suavemente con los dedos.
SHARE WITH FRIENDS: