Home » Moda » Cómo elegir el impermeable ideal

Hay impermeables o, comúnmente llamados pilotos,  para todos los gustos pero lo esencial es invertir en aquellos que nos beneficien, según el largo, los botones y los colores.

El largo del impermeable debe ser proporcional a tu altura. Una mujer de estatura menor a 1,60, por ejemplo, parecerá más baja con un piloto demasiado largo. Pero ojo, si tus caderas son anchas y optás por un piloto corto, lo mejor será que no termine justo ahí ya que esto aumentará visualmente a esta parte del cuerpo: será mejor que termine sobre la cadera sin cubrirla totalmente.

Además del largo, tenés que considerar la cantidad de filas de botones. Una sola fila hará que te veas más esbelta y alargada que la variante tradicional de dos filas verticales paralelas.

como elegir el impermeable ideal

Todo detalle que tenga, llamará la atención a la parte del cuerpo en que se encuentre así que elegí con cuidado. Si te gusta destacar la zona del escote y del busto, podés usar volados o bolsillos, mientras que los detalles deberían estar en la zona inferior si, por el contrario, tus hombros son más anchos que la cadera, para lograr equilibrio y armonía en tu figura. Los detalles en las mangas van a llevar la atención a la cadera también.

Los colores también importan. Si bien tradicionalmente se apela a tonos neutros como el beige, es imprescindible elegir el piloto según nuestra paleta de colores personal ya que, más allá de que favorezca a nuestro tipo de cuerpo, puede hacernos ver apagadas si está en un tono que no nos beneficia. Por ejemplo, si tenés cabello y ojos oscuros, o cabello oscuro y ojos claros, deberías optar por otros colores que no marquen las imperfecciones del rostro ni te hagan ver cansada. Las variantes más intensas y vivas, respectivamente, serán ideales en estos casos. Un dato: el piloto no debe tener el mismo color que el resto del outfit, pero sí guardar armonía con las demás prendas y accesorios seleccionados.

Si querés elongar el cuello, lo mejor será llevarlo levemente abierto. En cuanto al cinturón, tené en cuenta que suele estar colocado donde la mayoría de las mujeres no tenemos la cintura y, por eso, en algunos casos, te sentís “gruesa” o sin forma. Desde ya, podés modificar la altura de las presillas. Si no, otras posibilidades son anudarlo en la zona posterior o llevarlo suelto. Esto último quizás no sea lo más conveniente si pensamos en días con lluvia torrencial, pero ciertamente, anudarlo en la parte trasera del piloto dará la sensación de la cintura más angosta que al frente, sobre todo en casos en que la cintura no sea muy definida.

SHARE WITH FRIENDS: