Home » Belleza y Salud » Cómo cuidar las pieles grasas

Tener una piel oleosa corresponde a una condición genética. El hecho de querer modificar un tipo de piel que es propia de un individuo puede conducir a desarrollar dermatosis por irritación o sensibilzación.

La piel grasa necesita higienizarse unas dos veces por día. Hay que usar un limpiador suave, fluido, de textura ligera, que no contenga jabón. Los agentes limpiadores deben ser agentes limpiantes de pH controlado que no irriten ni resequen la piel. La exfoliación puede afinar y emparejar la superficie de la piel dándole un aspecto más liso y uniforme, pero también puede irritar. No se recomienda exfoliar más de 1 o 2 veces por semana. Utilizar un exfoliante que contenga entre sus ingredientes ácido salicílico, ya que éste ayuda al desprendimiento de las células muertas de la superficie de la piel.

Una de las características de la piel oleosa es la presencia de “poros dilatados”. Estos resultan de la acumulación de sebo y células en el conducto folicular. Dan a la piel un aspecto engrosado y “sucio”, ya que en contacto con el aire se contaminan con la suciedad del ambiente. Los poros no se pueden evitar, ya que son formaciones normales. La higiene adecuada y las exfoliaciones semanales contribuyen a mantener los poros limpios y dan a la piel un aspecto terso y suave.
Este tipo de pieles también corre el riesgo de deshidratarse, por ejemplo por exposición al viento o al sol. Los hidratantes adecuados son aquellos que no contengan componentes grasas. Se prefieren los serum o los fluidos que no aporten ingredientes oleosos, y tengan textura suave, ligera y fluida. Pueden usar emulsiones, fluidos o serum que vehiculicen ingredientes anti-edad, tales como el retinol, el ácido hialurónico y la Vitamina C.
Puede sufrir fotoenvejecimiento si no se protege. Pero las personas con este tipo de piel suelen tener dificultades al elegir un protector solar y con frecuencia rechazan la aplicación porque les incomoda el tacto graso de los protectores solares. Esto resulta en una inadecuada protección que puede tener riesgos para la salud. Las nuevas tecnologías cosméticas permiten que estas personas puedan aplicar un producto de protección solar sin incomodidad ni alteración en su piel. Una nueva tecnología cosmética permite la incorporación de ingredientes que absorben y retienen la secreción oleosa, ayudando a asegurar una adecuada y efectiva protección solar.
Las pieles oleosas se pueden maquillar al igual que otros tipos de pieles. la base de maquillaje debe ser seleccionada eligiendo aquellas que no contengan elementos grasos. Sobre todo si se ha permanecido en lugares con altas temperaturas o expuestos al sol.Esta clase de pieles pueden empeorar debido a factores como: alteraciones hormonales, la ingesta de anticonceptivos, el sobrepeso, el uso de productos inadecuados, la falta o exceso de higiene facial y sobretodo el estrés. El estrés incide directamente en el funcionamiento de las glándulas sebáceas y puede inducir aumento de la secreción, con el consiguiente efecto de aumentar la secreción, el engrosamiento de la piel y los poros dilatados.

SHARE WITH FRIENDS: