Home » Belleza y Salud » Cómo cuidar el contorno de los ojos

Se suele decir que los ojos son el reflejo del alma, asique que, para que brillen y lograr una mirada atractiva, no sólo hace falta un buen maquillaje. El cuidado del área que los rodea es clave.

Los ojos son la zona del rostro que delata el cansancio y el paso del tiempo de una forma más visible. Una mirada fresca, descansada y luminosa es sinónimo de juventud, y el objetivo de la mayor parte de las mujeres. La piel del contorno es muy fina y delicada y por ello es la primera que acusa el paso de los años en forma de finas arrugas, las temidas patas de gallo. Bolsas, ojeras, color grisáceo o morado debajo de los ojos… son otros síntomas de la edad, pero también del cansancio, el estrés, la falta de descanso, etc.

Nos preocupamos mucho por lucir una piel impecable, libre de imperfecciones (o casi) y luminosa, pero, en búsqueda de ese objetivo, nos encontramos con un obstáculo : el contorno de los ojos. La piel que conforma el sector de alrededor de los ojos es extremadamente fina, sensible y delicada, lo que la hace 10 veces más susceptible a los agentes nocivos del medio ambiente: los rayos UV y la polución, que estimulan la formación de radicales libres, son los principales responsables de la formación de arrugas.

cómo cuidar el contorno de ojos

En la piel que rodea los ojos es muy fácil de identificar los signos de fatiga y cansancio, la falta de sueño, el estrés, la mala alimentación y otras costumbres que afectan la buena calidad de vida. Por eso, es clave cuidar con productos específicos esa zona, y asi evitar la aparición de arrugas prematuras, flaccidez en los párpados, deshidratación y piel reseca. Con un tratamiento adecuado y continuo (la constancia es importante, de nada vale usar una semana los productos y luego abandonar para retomar al mes …), se pueden prevenir bolsas, hinchazón, arrugas, “patas de gallo” y retrasar el envejecimiento de la piel.

A partir de los 30 años deberíamos asegurarnos el cuidado de la piel del contorno de ojos. Se puede comenzar antes de esa edad, hidratando la zona. Luego, según la edad y la necesidades de la piel, hay que complementar con tratamiento anti-edad. El orden de aplicación de productos de rostro y de ojos es indistinto. El único consejo en la rutina de aplicación del tratamiento de rostro es siempre evitar el contorno de ojos.

Las arruguitas que se forman en el contorno de los ojos, comúnmente denominadas “patas de gallo” son uno de los signos del envejecimiento más comunes. Esas arruguitas son el primer síntoma del paso del tiempo y una de las mayores preocupaciones entre las mujeres. Retrasar su aparición o disminuir su  intensidad puede lograrse en base a consejos y tratamientos adecuados.

Las arrugas en el contorno de los ojos se producen por varios factores. El sol y la luz fuerte son las principales causas de la aparición de las patas de gallo, ya que nos obligan a entrecerrar los ojos, formándose en el contorno los pliegues que con el tiempo dan lugar a las patas de gallo. En segundo lugar, las patas de gallo son producto de la edad. Con el paso de los años, nuestro organismo deja de producir colágeno, la piel pierde elasticidad e hidratación, y es normal que se produzcan las arrugas.

como cuidar el contorno de los ojos

Para retrasar la aparición,o si ya han aparecido, evitar que vayan a intensificarse es fundamental seguir estas pautas:

  • Usar anteojos de sol homologadas a diario, incluso aunque el día esté nublado, no salgas de casa sin ellas.
  • Aplicar un protector solar, evitando exponerte en las horas centrales del día.
  • Dormir entre 8 y 9 hs. diarias.
  • Mantener una buena hidratación en la zona con un producto específico. No sirve la crema facial para el contorno de ojos, sino que hay que aplicar un tratamiento específico para esta zona.

Los tratamientos para el contorno de los ojos se aplican por la mañana y por la noche. Algunos productos son específicos de día y/o de noche, otros sirven de forma indistinta. Lee atentamente las instrucciones antes de empezar a usarlo. Sobre la piel limpia, y tras aplicar en el rostro el sérum y/o crema hidratante, hay que tratar el contorno con el producto específico. Si se trata de un producto gel o crema, sin aplicador, poner una gotita en el dedo anular y mediante un suave y delicado masaje, ir dando ligeros toques justo en el hueso debajo del ojo y hacia la sien. En general el párpado superior no necesita tratamiento porque suele ser graso y cualquier producto solo incrementaría esa grasa.

Cuando no vemos bien tendemos a entrecerrar los ojos, un gesto que agudiza ligeramente nuestra visión pero que contribuye a la aparición de estas arrugas. Es muy común que lo hagamos cuando empezamos a sufrir miopía o vista cansada y nos resistimos a ir al oftalmólogo o a usar lentes. Por ello es importante tratar los problemas de visión y paralelamente realizar ejercicios de relajación ocular, ya que esos gestos que hacemos a menudo solemos repetirlos continuamente sin darnos cuenta.

El palmeo es una técnica de relajación ocular que consiste en frotar nuestras manos para que entren en calor y apoyar los ojos cerrados en la palma de las manos durante unos minutos. Notaremos como los ojos se relajan y al volver a abrirlos nuestra visión habrá mejorada, será más clara y nítida.

Se dice que el agua mineral es la mejor para la piel debido a su alto contenido de sílice, un mineral que fortalece las células que se encuentran entre el colágeno y las fibras de elastina en la piel. Esto retrasa la formación de arrugas.

El cigarrillo también es un factor incidente en la aparición de las patas de gallo. Ya no solo el humo del cigarrillo que tu mismo fumas o por el ambiente en el que te encuentras, sino también ese agente externo producto del smog que respiras a diario en tu hábitat.

Recomendaciones médicas

Están las inyecciones de toxina botulínica, las cuales actúa como un relajante muscular. En realidad no se busca la parálisis del músculo, sino que atenuar los movimientos o disminuir la fuerza del gesto de arrugar la ‘pata de gallo’. No se cambia la expresión. Se dispone de tratamientos abrasivos, radiofrecuencia, terapias lumínicas, IPL o Luz Pulsada Intensa, y una gran variedad de láseres, además del famoso ácido hialurónico. Éste no sirve solo para rellenar arrugas, sino que, dependiendo de la técnica que se utilice para inyectarlo, también puede ayudar a mejorar la hidratación de la piel, su estructura o darle mayor sostén.

Siempre elegir tratamientos que hayan sido aprobados por la Food and Drugs Administration (FDA) de Estados Unidos o el Instituto de Salud Pública de Argentina. Se aconseja siempre recurrir a dermatólogos o cirujanos plásticos, que puedan hacer una evaluación objetiva del problema.

como cuidar el contorno de ojos_2

La unica forma de prevenir las visibles arrugas de ésta área del rostro, las odiadas patas de gallo y las antiestéticas ojeras es insistir en la aplicación constante de productos específicos, por la mañana y a la noche. Hay muchas fórmulas muy completas –que incluyen antioxidantes, vitaminas y aminoácidos–, que además de actuar sobre problemas puntuales, refrescan los signos causados por la falta de sueño, estrés, exceso de maquillaje o retención de líquidos. Incluso, ahora hay productos que tratan al mismo tiempo las pestañas. Además, para optimizar los resultados conviene aplicarlos por medio de movimientos circulares, desde el lagrimal hacia las sienes. Por último, realizar pequeñas presiones laterales y tecleos rápidos por toda la zona, para activar la circulación. A partir de los 25-30 años es recomendable incorporar el contorno de ojos al ritual de belleza diario para prevenir que aparezcan las patas de gallo. La constancia y perseverancia siempre son nuestros grandes aliados.

SHARE WITH FRIENDS: