Home » Fitness » ¿Cómo conviene alimentarse antes y después de ejercitarnos?

Muchas veces, a la hora de hacer ejercicio, no sabemos qué es lo mejor para comer antes o después del deporte. Cuidar nuestra dieta si somos personas activas puede ayudarnos a aumentar el rendimiento, definir la musculatura o perder peso. Además, alimentarnos con los suficientes nutrientes, antioxidantes y calorías para no sentirnos mal a la hora de hacer ejercicio es la clave. Los alimentos son la energía básica que usará nuestro cuerpo para llevar a cabo todos los ejercicios.

La alimentación antes de ir al gimnasio o de empezar a ejercitarnos debe asegurar un buen aporte de nutrientes y energía para mantener el entrenamiento. Antes de una clase dirigida o bien de hacer uso de las máquinas en el gimnasio, debemos controlar bien la alimentación y no darnos atracones de comida. Lo más acertado es ingerir aquellos alimentos en pequeña cantidad pero que contiene las vitaminas necesarias para nutrirnos. Un ejemplo son los frutos secos, que llevan grasas saludables, avena con leche, un yogur o bien una fruta como un plátano. Otra buena opción es hacer una mezcla que posea yoghurt, frutos secos y semillas, como la chía, ya que contienen omega 3 y proteínas. Para beber, siempre es aconsejable hidratarse con agua. Es bueno beber aproximadamente medio litro de agua antes de empezar el entrenamiento. Por otra parte, antes de ejercitarse es mejor evitar alimentos ricos en grasa o azúcar. Si justo comimos en abundancia, es mejor esperar al menos 2 horas después de comer.

Después de realizar ejercicio físico es necesario reponerse con un buen aporte proteico, así como vitaminas y minerales esenciales. También, es necesario hidratarse rápidamente y comer despacio. Se puede empezar con fruta y también frutos secos, para luego ya hacer una comida algo más completa, a base, por ejemplo, de pescado, ensalada de arroz, pasta con semillas y tomates, lácteos, carnes, huevos y batidos de proteína. No debemos ingerir grasas en exceso porque sino, todo lo que hemos perdido en el gimnasio lo vamos a recuperar y, además, no estaremos comiendo de manera saludable. El agua será la mejor opción contra la deshidratación. Algunas bebidas isotónicas pueden ser útiles si no abusamos de ellas.

Mucha gente comete algunos errores comunes en su dieta al introducirse en el mundo del fitness y la vida sana. Algunos de ellos son:
  • No aumentar las cantidades: si empezamos a hacer ejercicio diariamente, debemos ingerir más calorías que antes, aunque queramos perder peso.
  • Saltarse una comida: debemos comer cinco veces al día. Si intentamos saltarnos una comida, seguramente necesitemos una mayor cantidad en la siguiente y comiendo más, no lograremos nuestro objetivo.
  • Caer en los falsos light: cuando compremos en el supermercado, debemos estar atentos a las etiquetas de los productos, ya que muchos de ellos se venden como «sanos» cuando en realidad contienen grandes cantidades de azúcar.
  • No tener paciencia: si pensamos empezar a obtener resultados la primera semana y no lo conseguimos, nos entrarán ganas de abandonar la dieta. Por eso, es primordial ser constantes.

En resúmen, es muy importante alimentarse correctamente desde el principio de la actividad física para progresar en el menor tiempo posible y, en caso de tener dudas, debemos ir al médico nutricionista para que nos aconseje al respecto.

SHARE WITH FRIENDS: