Home » Actualidad » Combatiendo los dolores de cabeza

La falta de hidratación, el estrés,  estar mucho tiempo frente a las pantallas de distintos dispositivos o de la tele, el cigarrillo, no dormir las horas suficientes y el ciclo menstrual pueden ser los desencadenates.

Consejos a tomar en cuenta:

  • Mantener horarios ordenados para las comidas y evitar pasar más de 3 a 4 horas sin ingerir alimentos. El ayuno es disparador de dolores repentinos.
  • Realizar actividad física a la misma hora para favorecer ritmos biológicos y mantener un hábito regular de descanso de 7 u 8 horas.
  • Identificar aquellos alimentos o bebidas que puedan promover el dolor. Evitar las comidas grasosas, con alto componente de aspartamo.
  • El chocolate es uno de los enemigos.
  • El alcohol es otro elemento a evitar: todas las bebidas alcohólicas colaboran con el dolor de cabeza, especialmente los licores, el whisky y el vino tinto.
  • Evitar situaciones de estrés.
  • Beber abundante agua durante el día.

¿Cuál es la diferencia entre las migrañas y las jaquecas?

Significan lo MISMO. Las dos palabras quieren decir “media cabeza”, pero tienen distinto origen. Eso significa que suelen doler más de un lado que del otro. Las migrañas primarias, que son las más frecuentes, afectan a un 70 por ciento de la población y son tensionales. La proporción de entre mujeres y hombres que sufren migrañas es de 4 a 1.

Las migrañas se caracterizan por un malestar que suele ser de carácter pulsátil y en general hay una predisposición genética importante. También pueden estar asociadas a otras enfermedades o dolencias como por ejemplo la hipertensión arterial, los trastornos de ansiedad, el síndrome depresivo, síndromes alérgicos y colon irritable.

Una de cada dos personas sufre dolor de cabeza, pero, ¿qué pasa cuando la molestia es paralizante? Los tratamientos personalizados y las terapias con hierbas pueden ser la solución. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada dos personas padecen cefalea: dolor constante en ambos lados de la cabeza y en la nuca. Pero, si a causa del dolor de cabeza hay que acudir a los analgésicos de venta libre más de tres veces al mes, si la dolencia es particularmente fuerte o distinta a las habituales y no se revierte con facilidad, o si el dolor no permite continuar con la rutina habitual, es momento de visitar un neurólogo y comenzar un tratamiento específico.

Las migrañas o jaquecas pueden estar vinculadas con la celiaquía, por lo que se recomienda ver a un gastroenterólogo para descartar esa posibilidad. En el caso de las migrañas originadas en los nudos nerviosos musculares, se recomiendan distintas terapias de masajes de acuerdo al origen, que pueden ser músculos de la espalda, el cuello o la base de la cabeza, dependiendo de cada persona. Por último, hay un síntoma muy específico de la jaqueca vinculada con el hígado: es un dolor que va y viene y puede ser más intenso alrededor de la sien o en la parte trasera de la cabeza. Lo que la diferencia de la migraña muscular o tensional es que viene acompañada por un dolor de abdomen y ocasionalmente, náuseas.

Ante el dolor de cabeza recurrente, invalidante, con rispidez en la nuca o molestias ante la luz o los ruidos, es fundamental ver a un médico. Si te deja incapacitado durante el día, no podés atender a tu familia ni ir a trabajar, o tenés que apagar las luces, la necesidad es urgente, no puede esperar.

Tratamiento

Hay dos direcciones posibles para abordar las migrañas. Ante las más agudas, se aconseja el uso de analgésicos en dosis apropiadas, de carácter antimigrañosos específicos y más selectivos, por eso es clave la consulta con un médico.

En la actualidad, se utilizan los herbales, sobre todo fever-few, una planta herbácea típica de algunos países de Europa que tiene propiedades antimigrañosas. También se recomienda butter-bur, otra planta que ayuda a reducir la inflamación de los vasos sanguíneos. Los suplementos dietarios de magnesio y vitamina B2 son aliados para complementar un tratamiento contra la migraña menstrual. Como plus, es importante hacer rutinas de autorrelajación, técnicas de descanso muscular y terapias cognitivas-conductuales. La acupuntura no sirve en pacientes con dolores de cabeza: se recomiendan terapias físicas como el yoga o la masoterapia.

SHARE WITH FRIENDS: