Home » Belleza y Salud » ¿Aparecieron las barritas antiage?

Los denominados “nutricosméticos” fueron creados con la idea de incorporar al organismo los nutrientes que la piel necesita para estar mejor y que muchas veces no llegamos a incorporar a través de la alimentación, como magnesio, manganeso, colágeno, aminoácidos y proteínas. Legalmente son definidos como “suplementos dietarios”, productos diseñados para complementar una dieta.

Una de las últimas novedades y lanzamientos es la “Beauty Bar”, una barra de cereal 100% natural y antiage que estimula la producción de colágeno, ácido hialurónico y keratina, creada por Idraet. Tiene 82 calorías y es libre de T.A.C.C. Se aconseja que su consumo sea de 1 a 3 veces por semana, para ayudar a recobrar la luminosidad de la piel, reparar el daño producido por el sol y el medioambiente, estimular la hidratación y favorecer la protección frente a los radicales libres . Tiene liposomas de colágeno, resveratrol, glucosamina, magnesio y manganeso, incluso en la cobertura de yogur.

Entre las bebidas liposomadas, la favorita es el colágeno, que viene en unos sobres que se diluyen en agua, que aporta elasticidad, efecto antiage y firmeza a la piel. Blow, de Lúvion, viene en sobres con 10 g de colágeno hidrolizado combinado con resveratrol, coenzima Q10 y Vitamina C, que se disuelven en 200 cc de agua. La caja trae 30 sobres saborizados. Otro lanzamiento que ayuda a cuidar la piel desde adentro es el suplemento de cúrcuma, de Nutrifarma. Esta especie el último tiempo se convirtió en uno de los must del mundo de la belleza. Conocida como el azafrán de La India, es un potente antioxidante que además es antiséptico y antiinflamatorio. Ayuda a la piel a combatir los radicales libres y a prevenir el envejecimiento prematuro. Es muy eficaz en la reducción de las líneas finas y arrugas. Estás cápsulas vienen combinadas con vitamina E en cajas por 30 unidades.

A pesar de todo, nunca debemos olvidar que cualquiera de estos suplementos no pueden ni deben ser la alternativa para compensar una mala alimentación. Tampoco pueden tomarse sin supervisión de un profesional, ya sea médico o nutricionista.

SHARE WITH FRIENDS: