Home » Belleza y Salud » Alimentos que fortalecen el sistema inmunológico

Pocos conocemos las verdaderas razones que llevan a que nos enfermemos seguido y muchos menos qué podemos hacer para evitarlo. En la mayoría de los casos, es el estrés ocasionado por el ritmo de trabajo y la vida cotidiana lo que impacta en el sistema inmunológico y nos expone a enfermedades de todo tipo. Estamos más expuestos, sobre todo a los virus que circulan en el invierno, y nuestros cuerpos no siempre cuentan con las sustancias adecuadas para fortalecer las defensas. No siempre debemos consumir suplementos vitamínicos, sino que se puede empezar a mejorar la alimentación con algunos cambios diarios.

alimentos que fortalecen el sistema inmunológico

Alimentos accesibles que podemos incluir:

Las naranjas, los pomelos y limones: muchas veces los consumimos en formatos no del todo recomendables, ya que cuanto más procesados están los alimentos, menos se preservan los nutrientes. En este caso, la vitamina C es la estrella. El tip es consumir al menos cinco frutas al día. Cortarlas y llevarlas en un recipiente para comer en cualquier momento del día.

Yogurt con avena: uno aporta los probióticos básicos para fortalecer el sistema digestivo, mientras el otro colabora con una dosis importante de fibra. Es una de las opciones más fáciles de tener a mano siempre. En el kiosco o el supermercado, leer las etiquetas para llevar la botella que tenga Lactobacillus y Bifidobacterium, bacterias que el cuerpo ya tiene y vale reforzar.

Chocolate amargo: marcado en muchas dietas como “el permitido”, también aporta flavonoides importantes para prevenir gran cantidad de enfermedades. Demás está decir que sacia la necesidad de algo dulce que tanto florece cuando hace frío.

Nueces: son muy fáciles de transportar y tener a mano. Tienen mucho zinc, importante para el sistema inmune, en especial para la congestión nasal y el dolor de garganta. Con tres por día, ya estamos cubiertos.

Té verde con canela y miel: brinda el toque de calor necesario y además es antioxidante, anti inflamatorio y antimutagénico, reduce la acción de los agentes que provocan mutaciones del ADN, que pueden derivar en el desarrollo de un cáncer.

Pescados, frutos secos, aceites y verduras: tanto el atún, como los mejillones, las avellanas, el aceite de oliva, la espinaca, el brócoli y la leche materna tienen algo en común: ácidos grasos polisaturados. Estos poseen efectos anti inflamatorios que favorecen la respuesta inmunológica del cuerpo humano ante ciertas enfermedades.

SHARE WITH FRIENDS: