Home » Decoración » Algunos errores que se cometen al decorar

Cuando estás decorando tu hogar por tu cuenta solés buscar encontrar ideas fantásticas en internet, revistas de decoración , en YouTube…etc. Sin embargo, sin la ayuda de un profesional a veces podés caer en cometer alguno de éstos errores:

1-El mueble que es precioso y que parece de lo más incómodo

Es bonito pero, nada práctico ¿Qué importa si un sofá o una silla sea espectacular si al final resulta que no podés relajarte en él/ella? Antes de comprar nada, es mejor asegurarse de que sea práctico para el uso que le queremos dar.

2-La pieza excesivamente trendy

Está de moda. La ves en todas las revistas y tiendas de decoración. Pero ¿realmente pega con la decoración actual de la casa? Lo mejor es sólo seguir las tendencias que se ajustan a nuestro hogar.

3-Pintar una pared de un color sin hacer un test de color

Pintar toda una habitación de verde parece ser una buena idea…pero al ponerla en tu casa, con la iluminación, los muebles , etc. parece que todo queda mal. A veces, es una cuestión de encontrar el tono adecuado, de hacer una prueba de color, pero sobretodo, de tener la experiencia necesaria para, habiendo pintado sólo una parte de pared, saber si quedará bien en toda la habitación.

living-comedor copy

4-La adquisición de un “estilo de vida de ensueño”

Como por ejemplo esa increíble mesa enorme que ocupa todo nuestro salón y deja poco espacio a la circulación cuando en realidad solemos usar la cocina para comer y nunca tenemos invitados. O poner una televisión enorme en el salón cuando sólo vemos la televisión en el dormitorio. O tener una cama XXL si tu dormitorio es pequeño. Asegurate de que lo que vas a comprar se ajusta a tu estilo de vida, no al que crees que sería tu estilo de vida soñado.

5-Lo barato sale caro

Tal vez cuando compraste esas sillas de imitación estabas más preocupado en gastarte tus ahorros en viajar que en decoración, pero cuando, un año más tarde se te rompa, recordarás esta frase: “lo barato acaba saliendo caro”.

6-Un sistema de organización excesivamente complicado

A veces estamos cansados de tanto desorden. Compramos una cajonera, por ejemplo, y decidimos que las llaves irán en el primer cajón, las cartas en el segundo de la derecha, los lápices en el tercero de la izquierda y ¿dónde iban las servilletas? Está bien que haya un espacio para cada cosa, pero a veces hay que ser un poco más flexibles con nosotros mismos.

7-Comprar una planta de difícil mantenimiento

Una planta tropical que ocupa medio recibidor y que, además, requiere unas condiciones de temperatura y humedad. Mejor buscar plantas resistentes y con poco mantenimiento.

8-El desastroso “Do it yourself”

Parecía tan fácil cuando vimos ese tutorial en YouTube, cuando seguimos las intrucciones de la revista… Sin embargo, si una no es realmente buena en manualidades, mejor dejar el tema en manos de los expertos, o que simplemente comprarlo ya hecho.

9-El cliché del arte

Siempre te gustaron las fotografías de Anne Geddes pero, ¿realmente crees que quedará bien enmedio del salón? Planteátelo o simplemente buscá el lugar adecuado, tal vez no tenga que estar en el lugar que más se vea de tu casa.

10-Estilo hiper-minimalista

Tal vez te encante, pero ¿eres muy ordenada? El hiper-minimalismo es un estilo que queda genial en revistas de decoración, pero piensa si querés ser esclava de él o al menos pensá en suficiente espacio de almacenamiento para ocultar todas las cosas que usás en tu día a día para facilitarte el trabajo de mantener el orden.

SHARE WITH FRIENDS: